ACABA EL DOBLE PAGO A COMISIONADOS

Maestro que no trabaje en el aula no tendrá salario, advierte Chuayffet

El problema de los maestros comisionados en el país deberá quedar resuelto mediante la sencilla fórmula de que en el sector educativo nadie cobre un sueldo que no esté desquitando en el aula o en las tareas originalmente asignadas, advirtió el secretario de Educación Pública del gobierno federal, Emilio Chuayffet Chemor, quien encabezó aquí la reunión del Consejo Nacional de Autoridades Educativas.

Chuayffet Chemor dijo durante la ceremonia inaugural, que la reforma educativa, cuyo proceso legislativo concluyó esta misma semana, “permite al estado recuperar la función reguladora que le corresponde, y acelerará la transformación educativa con la ley en la mano, vigilando que cada gente cumpla estrictamente con lo que le corresponde”.

Más tarde, en entrevista con los medios informativos, el secretario desglosó los impactos de la reforma en la vida laboral del magisterio y en asuntos tan debatidos como la presencia de los comisionados sindicales, a quienes él mismo estableció en unos ochenta mil a lo largo del país.

Los comisionados, dijo, son elementos que están asignados a tareas de representación sindical, a quienes ya no se les debe pagar su salario, porque ello corresponde al sindicato; otros están en labores de gobierno, y ganan ahí y ganan en la nómina a que pertenecen, lo que debe terminar; y hay otros que están en puestos de elección sindical, a los que igualmente debe dejar de pagárseles. Deben recibir sólo un salario, el del cargo que desempeñan, pues además la secretaría debe pagar adicionalmente, el sueldo de quienes les sustituyen en el aula.

La reforma, establece, permite corregir todas estas distorsiones, sin que los comisionados pierdan sus derechos, pero sin que sigan percibiendo un sueldo que no devengan.

Luego de señalar diversos detalles de estos cambios en la legislación, el alto funcionario advirtió que se trata apenas de las primeras acciones a realizar, abren un camino, no lo cierran. Un camino que hay que seguir porque no tenemos tiempo que perder, si no queremos perder también a las nuevas generaciones.

Chuayffet establece además que cuando se habla del conflicto por la reforma educativa se piensa inmediatamente en los maestros que protestan (los disidentes, dijo, no son más que el diez por ciento del total), pero nadie piensa en los pobres niños que están sin clases en Oaxaca, en Guerrero, en otros estados, y que son las víctimas reales de esta situación, de que los maestros salgan a protestar de esa forma, y sugirió que si hay inconformidades, las ventilen los representantes, los comisionados sindicales, pero que no se abandonen las aulas por situaciones como ésta u otras, cuando lo que necesitamos es que los niños reciban la educación y que ésta sea de calidad, como procuran las reformas.

EL Consejo Nacional de Autoridades de Educación está conformado por los responsables del sector educativo en cada una de las entidades del país, así como por la estructura de la Secretaría de Educación Pública.