#selinforma

¿Te has preguntado que se sentirá vivir en una casa flotante?

Sáb, 01/13/2018 - 21:53 -- Admin
*Emerson navega en las playas mazatlecas 
 
*En una balsa, su esperanza es conseguir empleo 
 
 
 
Mecánico de profesión, al encontrarse en situación de "calle", el salvadoreño Emerson Valle López optó por subsistir con la creación de una balsa, en la que ha estado flotando por las playas de Mazatlán. 
 
 
 
Es desde hace 4 meses aproximadamente, cuando las circunstancias como la falta de empleo y, por ende, sin dinero, lo obligaron a buscar un lugar y una nueva forma de vivir. 
 
 
 
"Me vine para Mazatlán porque yo tenía la esperanza de encontrar a mis hijas, ya se casaron las dos, y mi hijo está viviendo en Canadá, pero yo por falta de documentos no puedo ganar bien. Aquí el gobierno no apoya al que viene de fuera, he trabajado en varios talleres porque no me piden documentos, pero me quedé sin empleo y ya tengo más de 5 meses o más sin poder tener un trabajo, fue cuando hice mi balsa", describió. 
 
 
 
Atracado por momentos en Playa Norte, es como Emerson convive con los pescadores y otras personas que se le acercan para ayudarlo, pero es con trabajo cómo el continúa eligiendo ganarse la vida. 
 
 
 
Valle López narró que, su vida como indocumentado en el puerto ha sido difícil, sobre todo, por la falta de documentos legales para que le den un trabajo digno, sin embargo, esto no lo hace desanimarse y describió que es en el mar dónde se refugia para salir adelante. 
 
 
 
"He hecho hasta lo imposible por obtener mis papeles y nomás me dicen que, si así he estado que así me quede, pero realmente es una situación muy dura y drástica. Ocupo un trabajo. Hice mi balsa y aquí pesco, algunas personas me regalan cosas que ya no usan, mis hijas ponen un puestecito en el tianguis y de ahí se vende ropa o calzado y a ellas les sirve, es una manera de ayudarles, porque como no estoy ejerciendo un trabajo, no tengo la manera de ayudarles frecuentemente", señaló. 
 
 
 
El infortunio y las malas decisiones en su juventud, es la causa que lo ha hecho redimirse en la actualidad, dónde confesó que su ideología es subsistir por su esfuerzo y trabajo, agradecido de las oportunidades que le den en este sentido. 
 
 
 
En una pequeña casa flotante, dónde guarda sus pertenencias, es como el salvadoreño considera que la experiencia de vivir flotando en el mar es una gran lección que está dispuesto a afrontar y de la cual está aprendiendo a disfrutar. 
 
 
 
"En este tipo de vida tiene que ser fuerte y decidido, porque te encuentras con gente de todas las calañas, gente de bien y mal, pero no hay que descuidarse, es así como yo hice mi balsa, para guardar mis cosas, que son pocas, y es como he logrado tenerlas conmigo. La gente me pregunta que trabajos puedo hacer, pero realmente el trabajo me recomienda. La vida tiene altas y bajas, gozo de las cosas bonitas y de las amargas se resigna uno y aprende", finalizó.

¿Te has preguntado que se sentirá vivir en una casa flotante?